25 Versículos de la Biblia de Sanidad para Los Enfermos Reina Valera 1960

Versículos Bíblicos de Sanidad, Versículos de Sanidad para Los Enfermos,versículos de la biblia de sanidad, versiculos de sanidad, sanidad biblia, sanidad Dios, Sanidad, versos de sanidad, textos biblicos de sanidad, textos de sanidad, versiculos de sanidad para los enfermos
Versículos Bíblicos de Sanidad. Rena Valera 1960.

Sanidad en la Biblia

Éxodo 15:26

Y dijo: Si escuchas atentamente la voz del Señor tu Dios, y haces lo que es recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, no te enviaré ninguna de las enfermedades que envié sobre los egipcios; porque yo, el Señor, soy tu sanador.

Deuteronomio 7:15

Y el Señor apartará de ti toda enfermedad; y no pondrá sobre ti ninguna de las enfermedades malignas de Egipto que has conocido, sino que las pondrá sobre los que te odian.

Isaías 53:5

Mas Él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él, y por sus heridas hemos sido sanados.

Jeremías 30:17

Porque yo te devolveré la salud, y te sanaré de tus heridas declara el Señor porque te han llamado desechada, diciendo: “Esta es Sión, nadie se preocupa por ella”.

Salmos 30:2

Oh Señor, Dios mío, a ti pedí auxilio y me sanaste.

Oseas 6:1

Venid, volvamos al Señor. Pues Él nos ha desgarrado, y nos sanará; nos ha herido, y nos vendará.

Salmos 30:2

Oh Señor, Dios mío, a ti pedí auxilio y me sanaste.

Éxodo 23:25

Mas serviréis al Señor vuestro Dios, y Él bendecirá tu pan y tu agua; y yo quitaré las enfermedades de en medio de ti.

Salmos 103:1-3

Bendice, alma mía, al Señor, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es el que perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus enfermedades.

Proverbios 4:20-22

Hijo mío, presta atención a mis palabras, inclina tu oído a mis razones; que no se aparten de tus ojos, guárdalas en medio de tu corazón. Porque son vida para los que las hallan, y salud para todo su cuerpo.

Salmos 41:3

El Señor lo sostendrá en su lecho de enfermo; en su enfermedad, restaurarás su salud.

Salmos 107:19-21

Entonces en su angustia clamaron al Señor y Él los salvó de sus aflicciones. Él envió su palabra y los sanó y los libró de la muerte. Den gracias al Señor por su misericordia y por sus maravillas para con los hijos de los hombres.

Mateo 17:18

Y Jesús lo reprendió y el demonio salió de él, y el muchacho quedó curado desde aquel momento.

Jeremías 17:14

Sáname, oh Señor, y seré sanado; sálvame y seré salvo, porque tú eres mi alabanza.

Marcos 1:30-31

Y la suegra de Simón yacía enferma con fiebre; y enseguida le hablaron* de ella. Jesús se le acercó, y tomándola de la mano la levantó, y la fiebre la dejó; y ella les servía.

Juan 9:6-7

Habiendo dicho esto, escupió en tierra, e hizo barro con la saliva y le untó el barro en los ojos, y le dijo: Ve y lávate en el estanque de Siloé (que quiere decir, Enviado). Él fue, pues, y se lavó y regresó viendo.

Lucas 7:21

En esa misma hora curó a muchos de enfermedades y aflicciones, y malos espíritus, y a muchos ciegos les dio la vista.

Mateo 8:7-8

Y Jesús le dijo: Yo iré y lo sanaré. Pero el centurión respondió y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; mas solamente di la palabra y mi criado quedará sano.

Jeremías 33:6-7

He aquí, yo le traeré salud y sanidad; los sanaré y les revelaré abundancia de paz y de verdad. Restauraré el bienestar de Judá y el bienestar de Israel y los reedificaré como eran al principio.

Deuteronomio 7:15

Y el Señor apartará de ti toda enfermedad; y no pondrá sobre ti ninguna de las enfermedades malignas de Egipto que has conocido, sino que las pondrá sobre los que te odian.

Proverbios 4:20-23

Hijo mío, presta atención a mis palabras, inclina tu oído a mis razones; que no se aparten de tus ojos, guárdalas en medio de tu corazón.

Porque son vida para los que las hallan, y salud para todo su cuerpo. Con toda diligencia guarda tu corazón, porque de él brotan los manantiales de la vida.

Salmos 103:3

Él es el que perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus enfermedades.

Isaías 58:8

Entonces tu luz despuntará como la aurora, y tu recuperación brotará con rapidez; delante de ti irá tu justicia; y la gloria del Señor será tu retaguardia.

1 Pedro 2:24

Y Él mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados.

Lucas 13:12

Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, has quedado libre de tu enfermedad.

Lee mas:

Estos versículos fueron buscados con apoyo de la web losversiculosbiblicos.com

Versión en Portugués

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.