38 Versículos de la Biblia sobre la Preocupación Reina Valera 1960

Versículos sobre la Preocupación
Versículos de la Biblia sobre la Preocupación. Reina Valera 1960.

Qué dice la Biblia Sobre estar Preocupados

Mateo 6:34

Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal. (Mateo 6:34)

Romanos 5:1

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. (Romanos 5:1)

Salmos 119:105

Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino. (Salmos 119:105)

Santiago 1:2-4

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. (Santiago 1:2-4)

1 Corintios 15:10

Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos, pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo. (1 Corintios 15:10)

Lucas 12:25

¿Y quién de vosotros podrá con afanarse añadir a su estatura un codo?. (Lucas 12:25)

Salmos 55:22

Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará. No dejará para siempre caído al justo. (Salmos 55:22)

Proverbios 16:3

Encomienda a Jehová tus obras. Y tus pensamientos serán afirmados. (Proverbios 16:3)

Salmos 56:3

En el día que temo. Yo en ti confío. (Salmos 56:3)

Mateo 11:29

Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas. (Mateo 11:29)

Hebreos 13:6

De manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador, no temeré lo que me pueda hacer el hombre. (Hebreos 13:6)

1 Samuel 30:6

Y David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo estaba en amargura de alma, cada uno por sus hijos y por sus hijas, mas David se fortaleció en Jehová su Dios. (1 Samuel 30:6)

2 Corintios 11:28

Y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias. (2 Corintios 11:28)

Lucas 10:41-42

Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero solo una cosa es necesaria, y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada. (Lucas 10:41-42)

Filipenses 4:6-7

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. (Filipenses 4:6-7)

Proverbios 16:9

El corazón del hombre piensa su camino. Mas Jehová endereza sus pasos. (Proverbios 16:9)

1 Corintios 4:5

Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios. (1 Corintios 4:5)

1 Pedro 5:7

Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. (1 Pedro 5:7)

Salmos 34:4

Busqué a Jehová, y él me oyó. Y me libró de todos mis temores. (Salmos 34:4)

Romanos 8:31

¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?. (Romanos 8:31)

2 Timoteo 1:7

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. (2 Timoteo 1:7)

Mateo 11:28-30

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas, porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga. (Mateo 11:28-30)

Colosenses 3:15

Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo, y sed agradecidos. (Colosenses 3:15)

Josué 1:9

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. (Josué 1:9)

Salmos 121:1-2

Alzaré mis ojos a los montes. ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová. Que hizo los cielos y la tierra. (Salmos 121:1-2)

Isaías 40:31

Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas, levantarán alas como las águilas, correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. (Isaías 40:31)

1 Pedro 2:24

Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia, y por cuya herida fuisteis sanados. (1 Pedro 2:24)

Lucas 12:22

Dijo luego a sus discípulos: Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué comeréi, ni por el cuerpo, qué vestiréis. (Lucas 12:22)

Salmos 23

Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar. Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma, Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte. No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo. Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores. Unges mi cabeza con aceite, mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días. (Salmos 23)

1 Pedro 5:6-8

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo, echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar. (1 Pedro 5:6-8)

Hebreos 11:1

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. (Hebreos 11:1)

Juan 14:1

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. (Juan 14:1)

Apocalipsis 21:4

Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos, y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas pasaron. (Apocalipsis 21:4)

Salmos 37:5

Encomienda a Jehová tu camino. Y confía en él, y él hará. (Salmos 37:5)

Isaías 41:10

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo, siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. (Isaías 41:10)

Mateo 10:19

Mas cuando os entreguen, no os preocupéis por cómo o qué hablaréis, porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar. (Mateo 10:19)

Lucas 21:36

Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre. (Lucas 21:36)

Lucas 10:41-42

Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero solo una cosa es necesaria, y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada. (Lucas 10:41-42)

Lee mas:

Estos versículos fueron buscados con apoyo de la web losversiculosbiblicos.com

Versión en Portugués

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.